La Salvación en Cristo

 

La Iglesia Presbiteriana de Chile confiesa que Dios ha presentado una solución perfecta y santa para reconciliarse con el hombre y con la creación y que, para esto, Él realizó los siguientes hechos históricos concretos, ocurridos en el tiempo y en el espacio: envió a su Hijo, Dios encarnado, el Mesías prometido desde el Antiguo Testamento, llamado Jesús, quien fue concebido por el poder sobrenatural del Espíritu Santo y nació sin pecado de una mujer virgen común, llamada María; Jesucristo dio su vida perfecta y sin pecado en la cruz para satisfacer la justicia de Dios y resucitó con poder al tercer día, venciendo así sobre el pecado y la muerte para siempre e instaurando en sí mismo el inicio de una Nueva Creación; Él subió a los cielos y se sentó a la derecha de Dios Padre y desde allí envió al Espíritu Santo, por medio de quien actualmente extiende Su Reino en el mundo, reuniendo a los escogidos y reconciliando consigo a la creación a través del actuar de la Iglesia Universal.

Conoce más de nuestra Fe

Para profundizar...